restauración conservación del patrimonio

Catacumbas de Beth Shearim

El Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO incluyó este año a la necrópolis de Beth Shearim en su listado universal.

Este complejo está en la Baja Galilea, cerca de la ciudad de Kiryat Tivon y a 20 kilometros al sureste de Haifa, ocupando unas colinas horadadas para albergar notables enterramientos. También hay en el lugar restos de la antigua ciudad judía de Bet She’arim.

Según informó la UNESCO, tras la inclusión del sitio en el listado mundial, el conjunto consta de una serie de catacumbas, en una gran necrópolis desarrollada desde el siglo segundo como el lugar de entierro de una clase dirigente, fuera de Jerusalén, tras el fracaso de la segunda revuelta judía contra el dominio romano.

Las catacumbas son un tesoro de obras de arte e inscripciones en griego, arameo y hebreo y un testimonio único en el judaísmo antiguo bajo el liderazgo de un notable rabino a quien se atribuye la renovación judía después de la crisis del año 135. La necrópolis forma parte de un Parque Nacional.

Bet Shearim fue una más de las poblaciones de Galilea, hasta que pasada la revuelta de los años 132-135 el núcleo del reino judío dejó Judea. El Sanedrín vagó por diversos puntos hasta ubicarse en Bet Shearim. Al frente del mismo estaba Rabbi Yehuda Hanasi, un sabio y docto filósofo, fundador de una escuela doctrinal, que tuvo gran influencia en su tiempo y que fue enterrado aquí.

A partir de entonces muchos judíos poderosos eligieron este lugar para su enterramiento, hasta el siglo V.

La ciudad, destruida en otra recuelta del siglo IV, siguió decayendo hasta desaparecer en el XIX, aunque excavaciones del siglo pasado mostraron la calidad de los enterramientos y hallaron estructuras de edificios públicos, religiosos y particulares del momento de máximo esplendor.

Hoy el conjunto es un agradable lugar tanto por su paisaje como por los resto de la vieja ciudad judía de los siglos III al V y las catacumbas, alguna de las cuales presenta fachada notable.

Dentro de Patrimonio mundial
Anterior: Éfeso
Bet Shearim. Catacumba 20, entrada. © Tsvika Tsuk/UNESCO

Bet Shearim. Catacumba 4, interior © Tsvika Tsuk/UNESCO

Bet Shearim. Catacumba 1, interior © Tsvika Tsuk/UNESCO