restauración conservación del patrimonio

Conjunto del Khānegāh y santuario del Jeque Safi Al Din

Este conjunto monumental iraní es un lugar de retiro espiritual sufí que fue construido en los estilos arquitectónicos tradicionales iraníes, entre principios del siglo XIV y finales del XVIII.

El sitio fue incluido en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, en 2010, en la reunión que la comisión celebró en Brasilia. Ocupa un espacio de 2,14 ha. y está en Ardabil, que es la capital de una provincia de Irán, al noroeste del país, limítrofe con Azerbaiyán y cercana al Caspio.

El mausoleo Sheij Safi al-Din es una obra excepcional de la dinastía safávida. Sus constructores aprovecharon al máximo el espacio relativamente reducido de que disponían para crear bazares, baños públicos, plazas, lugares de culto, viviendas y oficinas.

También crearon un itinerario de acceso al mausoleo del Jeque Safi Al Din estructurado en siete etapas que corresponden a los siete estados místicos del sufismo. Formado por un conjunto excepcional de elementos de la arquitectura islámica medieval. El sitio cuenta con fachadas e interiores ricamente ornamentados y con una notable colección de objetos antiguos

La creación Ardabil fue impulsada por los dirigentes sasánidas, en el siglo V y pasó por momentos notables hasta ser destruida por Gengis Kan en 1220. Luego ha sido territorio de diversas estados, incluidos Turquía a Rusia.

Cuando el islam avanzó sobre Persia, Ardabil era la mayor de las ciudades del noroeste del país, si bien estaba destrozada por las invasiones mongoles. La llegada del Jeque Safi Al Din le hizo retomar su esplendor

El mausoleo de Sheij Safí al-Din se hizo en el siglo XIV. Luego se añadieron nuevos elementos. Utilizándose en los mismos las estructuras cilíndricas cupuliformes.

Safi al-Din nació en Ardabil en el año 1252 y murió en 1334. Su importancia radica en que fue origen de la dinastía safávida. También alcanzó fama como un místico. A finales del siglo XIV y en el lugar que fue el seminario donde se reunía con sus adeptos, se empezaron a construir los edificios que hoy podemos admirar allí.

Su santuario fue construido por su hijo. Después fueron erigidos allí otros edificios adyacentes. El rey safávida Tahmasp restauró y amplió el santuario a principios del siglo XVI. Hay obra también del XVIII

El conjunto fue grandioso en su mejor época, con un santuario, varias tumbas y dependencias diversas. Algún texto antiguo relata que en el periodo safávida se daba comida cada día a 3000 personas que visitaban el centro religioso.

Tras la caída de la dinastía, se perdieron multitud de piezas artísticas. La misma biblioteca fue llevada a Rusia, en el curso de un conflicto

Dentro de Patrimonio mundial
Conjunto del Khānegah y del santuario del Jeque Safi Al Din en Ardabil © UNESCO/Iran Images/Mohammad Tajik

Conjunto del Khānegah y del santuario del Jeque Safi Al Din en Ardabil © UNESCO/Iran Images/Mohammad Tajik