restauración conservación del patrimonio

Fortificaciones de la ciudad de Elvas

La ciudad fronteriza de Elvas, en Portugal, con sus fortificaciones defensivas, es patrimonio de la Humanidad en la lista de la UNESCO, desde 2012.

Elvas es una pequeña ciudad portuguesa del Alentejo, que está a 8 kilómetros de la española Badajoz, y que alberga una de las mejores estructuras defensivas del mundo.

Según la referencia de la UNESCO, el sitio contiene fortificaciones de los siglos XVII a XIX. Se trata del mayor sistema de murallas y fosos secos del mundo. Dentro del recinto amurallado hay barracones y otros edificios militares así como iglesias y monasterios.

Aunque Elvas tiene vestigios arqueológicos del siglo X, la construcción de sus fortificaciones comenzó con la independencia de Portugal, en 1640. Diseñadas por el jesuita holandés João Piscásio Cosmander, son el mejor ejemplo todavía existente de la escuela holandesa de fortificación en todo el mundo.

El sitio incluye también el acueducto de Amoreira, construido para que la fortaleza soportara largos asedios sin carecer de agua.

Dentro de Patrimonio mundial
Acueducto de Amoreira. Raul Ladeira/Domingos Bucho. Municipalidad de Elvas. UNESCO.

Castillo de Elvas. Raul Ladeira/Domingos Bucho. Municipalidad de Elvas. UNESCO.

Vista aérea de la ciudad de Elvas fortificada. Raul Ladeira/Domingos Bucho. Municipalidad de Elvas. UNESCO.