restauración conservación del patrimonio

Holašovice

Holašovice, pueblo de la República Checa inscrito en el año 1998 como sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, es un ejemplo magnífico de lugar tradicional de Europa Centra.

La población mantiene activos bastantes edificios originales de los siglos XVIII y XIX, del llamado barroco popular de Bohemia.

El lugar, de origen medieval, es pequeño. En torno a un estanque del centro de la plaza del pueblo -usado antaño para el abastecimiento de peces- se hallan 23 casas-granjas de barroco rústico, cada una con su huerto posterior.

La piscicultura era una tradición de este lugar, inscrito como Patrimonio Mundial por su arquitectura rural y su conservación íntegra.
Dentro de Patrimonio mundial