restauración conservación del patrimonio

Karst de China Meridional

La región cárstica de China Meridional ha pasado en el año 2007 a estar representada en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Las zonas cársticas son paisajes de relieves accidentados, con grietas y crestas agudas, originados por la erosión química en terrenos calcáreos. Las forma resultantes son a menudo muy atractivas por su rareza. Lo más habitual es la disolución de las rocas calizas por las aguas ácidas... Los resultados son geografías de simas o extrañas rocas enhiestas.

Los karst de China Meridional, además, constituye uno de los ejemplos más espectaculares, realzados por una exhuberancia de la flora propia de condiciones climáticas húmedas tropicales y subtropicales.

La región cárstica de la China Meridional ocupa una superficie de 500.000 km2 por las provincias de Yunán, Guizhu y Guangxi, con una gran diversidad de paisajes cársticos, de singular belleza.

El sitio determinado por la UNESCO abarca una serie de áreas que forman tres grupos principales: los paisajes de los distritos de Wulong (municipio de Chongqing) y Libo (provincia de Guizhou) y la ciudad de Shilin (provincia de Yunnan).

Según informó la UNESCO en el momento de la aprobación del nuevo sitio del Patrimonio de la Humanidad, las formaciones cársticas de Libo, en forma de conos y torres, también se consideran una referencia mundial en la materia y forman un paisaje de gran belleza, único en su género.

Los "bosques de piedras" de Shilin se consideran un fenómeno natural extraordinario y una referencia geológica mundial. Este grupo comprende el bosque de piedras de caliza dolomítica de Naigu y el de Suyishan, que surge de un lago. El kars de Wulong fue inscrito por sus dolinas gigantes, sus puentes naturales y sus grutas.
Dentro de Patrimonio mundial