restauración conservación del patrimonio

Le Corbusier, en la UNESCO

El listado mundial del Patrimonio de la UNESCO se enriquece con la incorporación de diecisiete obras de del siglo XX, obras de Le Corbusier, repartidas por América, Europa y Asia.

Con esta nominación, Charles-Édouard Jeanneret-Gris, quien adoptó el seudónimo de Le Corbusier, ha visto reconocido su papel como un agente clave de la globalización de las tendencias arquitectónicas en el siglo XX.

Las 17 obras elegidas ponen de manifiesto las soluciones aportadas en el siglo XX por el Movimiento Moderno al reto de renovar las técnicas arquitectónicas para satisfacer las necesidades de la sociedad. Estas creaciones –realizadas por Le Corbusier a lo largo de cincuenta años- también constituyen un testimonio de la internacionalización de la arquitectura a escala planetaria.

La UNESCO, en la decisión de 2016, tomada en una reunión del Comité del Patrimonio, en Estambul, determinó como patrimonio Mundial a las siguientes realizaciones: Casa La Roche y Jeanneret, en París, Francia; Villa Le lac, junto al Lago Lemán, Corseaux, Vevey, Suiza; La Cité Frugès, en las afueras de Burdeos, Francia; La Casa Guiette, en Amberes, Bélgica; La Casa Weissenhof, en Stuttgart, Alemania; La villa Saboya en Poissy, París, Francia; Edificio Clarté en Ginebra, Suiza; Edificio Porte Molitor, en París, Francia; La Unidad Habitacional de Marsella, Francia; Fábrica de Saint Die, en Francia; Casa doctor Curutchet, en La Plata, Argentina; Chapelle Notre-Dame-du-Haut de Ronchamp, Francia; La cabaña de Roquebrune-Cap-Martin, Francia; Complejo Capitolio, Punjab-Haryane, Chandigarh, India; Convento dominico de Santa María de la Tourette en Eveux, Francia; Museo Nacional de Arte Occidental de Tokio, Japón; Casa de la Culture de Firminy, Francia.

Repartidos en siete países, los 17 sitios constituyen un testimonio de la invención de un nuevo modo de expresión de la arquitectura, en clara ruptura con sus formas anteriores

La Corbusier (1887- 1965) teórico de la arquitectura y el urbanismo, se considera como uno de los grandes arquitectos de nuestro tiempo, junto con otros maestros tales como van der Rohe, Frank Lloyd Wright, o Gropius. Él, que aspiró a contribuir a cambiar el mundo mediante su arquitectura, fue un eminente teórico de la misma y sus doctrinas han sido seguidas por numerosos discípulos tales como Niemeyer o Sáenz de Oiza y esa influencia sigue siendo visible en multitud de arquitectos de nuestros días.

Dentro de Patrimonio mundial
Casa Weissenhof, en Stuttgart, Alemania © Landeshauptstadt. Author: Birgita Gonzales/UNESCO

Chapelle Notre-Dame-du-Haut de Ronchamp, Francia © FLC/ADAGP/Paul Koslowsky/UNESCO