restauración conservación del patrimonio

Palacios y parques de Potsdam y Berlín

Palacios, castillos, pabellones de caza, jardines... un conjunto muy notable que pasó a ser Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1990.

Con la reunificación alemana se dio vía libre a un proyecto de designación de un sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO que estaba dividido entre el territorio de la RFA (republica Federal Alemana) y RDA (Republica Democrática Alemana), las dos partes de un país fragmentado políticamente tras la derrota de la II Guerra Mundial. El sitio se definió en 1990 y fue ampliado en los años 1992 y 1999.

La RFA presentó la solicitud de inscripción en 1990, complementando una propuesta previa de la RDA. Así se definió un territorio que engloba parques y castillos en el entorno de Potsdam y Berlín.

Desde hace siglos, artistas de diversas disciplinas crearon una serie de palacios en la ciudad de Potsdam, por orden de los monarcas de Brandemburgo y Prusia, integrados luego en un amplio paisaje que se extiende desde Sanssouci a Berlín.

Con 500 ha. de parques y unas 150 construcciones, hechas entre 1730 y 1916, este conjunto integra una unidad artística fuera de lo común, conjunto que se extiende hacia Berlin-Zehlendorf, con parques y edificios en el entorno del Havel y el lago de Glienicke.

El palacio Sanssouci, construido hacia 1745 y el parque de 290 hectáreas de extensión son la parte más antigua del paisaje cultural de Potsdam.
Dentro de Patrimonio mundial