restauración conservación del patrimonio

Praga

Praga, capital checa, se ubica en la región de Bohemia y tiene algo más de un millón de habitantes. Dotada de múltiples atractivos, está incluída en la lista del patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1992.

Es esta una ciudad de ciudades, separadas o unidas por el río que serpentea entre ellas pasando una sinfonía de puentes, entre ellos el famoso Puente de Carlos IV.

El Castillo de Praga, Malá Strana, la Ciudad Vieja, etc., esconden rincones llenos de arte e historia, muy ligada a la de toda Europa Central, porque Praga -base del nacionalismo checo- ha sido siempre un termómetro para conocer el pulso del viejo continente.

Es el castillo el elemento más emblemático. Es de base medieval. Aquí surgió en el siglo IX un fortín y una iglesia, en torno al cual fueron ampliándose dependencias, cada vez más poderosas.

En el Castillo de Praga se pueden ver, principalmente, dentro de un recinto defensivo: La catedral, el palacio real, la basílica de San Jorge, el palacio Lobkowizk, y aún otras zona cargadas de atractivo, como el Callejón de Oro.

Más información en:
http://www.guiarte.com/praga/
Dentro de Patrimonio mundial
La catedral, en el recinto del Castillo de Praga. Imagen Turismo Checo

Plaza de la Ciudad Vieja. Imagen Turismo Checo