restauración conservación del patrimonio

Villa de San Miguel de Allende y santuario de Jesús de Nazareth de Atotonilco

La villa de San Miguel y el santuario de Jesús de Nazareth de Atotonilco (México) forman parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde el año 2008.

La ciudad fortificada, establecida en el siglo XVI para proteger el camino interior real, alcanzó su apogeo en el siglo XVIII cuando los numerosos edificios religiosos y civiles fueron construidos en el estilo barroco mexicano, según la UNESCO.

Algunas de estos edificios son obras maestras de un estilo que evolucionó del barroco hacia el neoclásico.

Situado a 14 kilómetros de la ciudad, el santuario jesuita, también datado del siglo XVIII, es uno de los ejemplos más bellos del arte y la arquitectura barroca en Nueva España

Está constituido por una gran iglesia y por varias capillas más pequeñas, totalmente decoradas con pinturas al óleo de Rodriguez Juárez y de pinturas murales de Miguel Antonio Martínez de Pocasangre.

San Miguel de Allende hizo las veces de crisol donde se fundieron las influencias culturales españolas y criollas y las amerindias. El santuario constituye un ejemplo excepcional de intercambios culturales de Europa y América Latina.
Dentro de Patrimonio mundial
San Miguel de Allende. UNESCO / José Gabriel M. Ruíz Lembo

Santuario de Jesús de Nazareth de Atotonilco. UNESCO / José Gabriel M. Ruíz Lembo