restauración conservación del patrimonio

Viñedos de Lavaux, en Suiza

En la orilla norte del Lago Lemán aparece un bello paisaje de viñedos, organizado en terrazas y en torno a pequeños lugares llenos de encanto. Un lugar incluido en 2007 en el listado de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Situada en el recorrido entre Montreux y Lausana, esta zona cultiva el viñedo desde la antigüedad, especialmente desde el siglo XI, cuando los monjes benedictinos y cistercienses impulsaron la actividad.

Los viñedos en terrazas de Lavaux se extienden a lo largo de 30 kilómetros, desde el castillo de Chillon, al sur de Montreux, hasta el límite este de la ciudad de Lausana, en el Cantón de Vaud. El paisaje de la región, configurado por la presencia de aldeas y pueblos, así como por la explotación intensiva de los viñedos, constituye un testimonio de la evolución de un sistema de producción y propiedad durante diez siglos.

Los vestigios de casas, molinos y torres fortificadas, así como una gran parte de la estructura del paisaje, ofrecen un panorama de la evolución de la producción del vino durante ese periodo.

Según destaca la UNESCO, las comunidades locales han prestado un sólido apoyo a las medidas adoptadas para proteger el sitio contra los asentamientos urbanos en rápida expansión que podrían ponerlo en peligro.
Dentro de Patrimonio mundial
Anterior: Dubrovnik